domingo, 23 de mayo de 2010

FABI CANTILO CANTÓ A SALA LLENA



La gran bestia rock
Con carisma, actitud y adrenalina, la cantante conquistó al público sanjuanino, especialmente a las mujeres, que deliraron por ella.
LAURA VIDELA - DIARIO DE CUYO

--------------------------------------------------------------------------------


Los 45 minutos que demoró en comenzar el show fueron compensados con las casi dos horas que Fabiana Cantilo hizo vibrar a unos 800 sanjuaninos en la sala del Teatro Sarmiento. Es que la constante adrenalina y la incesante seducción de la ex Twist fueron los imanes que mantuvieron compenetrado al público hasta el final del recital, que se extendió hasta la 01.35 del sábado.

Extremadamente flaca y jovial, con una mini y un saco rojos, que combinaban con sus botas, Fabi interpretó los grandes éxitos del rock nacional, sin dejar afuera sus propios hits. Repertorio que acompañó con un cuarteto de músicos y una pantalla grande que mostró los clips de los temas que fueron sucediendo durante la velada.

El clímax llegó con los covers Eiti Leda (Serú Girán), Fue amor (Fito Páez) y Pupilas lejanas (Los Pericos). En esos tres momentos, no sólo se escuchó la inconfundible voz de Cantilo, sino un coro netamente femenino que interpretó las canciones al pie de la letra y con una extremada potencia. Justamente ellas fueron las que lograron, naturalmente, una persistente química con su ídola.

Obviamente, ante los sensuales movimientos de la cantante, los varones tampoco pudieron resistirse de hacerle saber su admiración. "Casate conmigo", se escuchó en seco cuando finalizó uno de los temas. "No me caso ni tengo hijos, sólo tengo discos", le respondió entre risas a través del micrófono.

El encuentro también tuvo su instante cachondo cuando Fabiana, después de ponerse un vestido negro, cantó sola en compañía de una guitarra acústica y después del teclado. "Muero por Sheryl Crow, sus temas me hacen salir de la depre", dijo para dejar fluir uno de las canciones de la cantante norteamericana.

Hubo de todo: alegría, locura, nostalgia y hasta tristeza. "Quiero pedirles un favor: recemos todos por Gustavo Cerati. Los milagros existen", suplicó con mucha fe. Los aplausos bastaron para cortar la nostalgia y empezar a despedirse con "Mary Poppins y el deshollinador", un buen remate para poner punto final a la presentación de "En la vereda del Sol", su último trabajo que mostrará oficialmente el próximo 8 de junio en el Teatro Gran Rex, en principio, con invitados como Andrés Calamaro y Fito Páez.

1 comentario:

Carito, para los amigos... dijo...

Nos vemos hoy en el bicentenario??? A que hora tocás Fabi? Q mañana entro a laburar a las cinco de la matina pero no me quiero perder nadaaaaaaaa!!!!!! :P